Día de la Solidaridad: El Marketing Solidario

Hoy 31 de agosto se celebra el Día Mundial de la Solidaridad, lo que me hizo pensar ¿qué tipo de relación tiene el marketing con la solidaridad? sabemos que el marketing está destinado a lograr la satisfacción de los consumidores a través de un producto o servicio, buscando siempre un beneficio empresarial, y la solidaridad nada tiene que ver con esto…  Sin embargo, hay un tipo de marketing al que quizá no estemos acostumbrados o del que no somos del todo conscientes: el marketing solidario.

Se puede decir que este tipo de marketing se vincula con la Responsabilidad Social Corporativa (RSC o RSE) de las empresas. El objetivo es muy sencillo: captar fondos para causas sociales que se encuentran directa o indirectamente vinculadas a algún producto o servicio de la empresa. En este sentido, el apoyo a las causas, en términos generales, debe ser coherente con la actividad desarrollada por la empresa. .

Por marketing solidario nos referimos a cualquier tipo de acción a través de la cual se recauden fondos para una ONG. El marketing solidario es una práctica habitual en las grandes empresas. Uno de los ejemplos más representativos es la recaudación de fondos por parte de Ausonia para la lucha contra el cáncer de mama. Sin embargo, las pequeñas empresas también podemos poner nuestro granito de arena. Se trata de acciones de marketing que están al alcance de cualquier empresa y que reporta beneficios tanto para la ONG con la que se colabore como para la propia empresa.

Existen varias formas de poner en marcha varios tipos de proyectos de marketing con causa o marketing solidario.

  • Productos solidarios: son acciones ligadas al lanzamiento y comercialización de un producto. La acción contempla la donación de una parte de los ingresos generados por el producto a alguna ONG o causa que estemos apoyando.
  • Promociones solidarias: son acciones dirigidas a colectivos de clientes actuales y potenciales. La empresa ofrece realizar un donativo a una causa solidaria si el cliente realiza una acción que genera un beneficio a dicha empresa. Algunos ejemplos: contestar una encuesta, aceptar un cambio de comunicación de papel a electrónica, visualizar anuncios, convertirse en seguidor de la empresa en las redes sociales, etc.
  • Eventos solidarios: se trata de eventos que organiza la empresa o en los que participa la empresa como sponsor, destinando una parte de los ingresos o del patrocinio a alguna ONG.
  • Patrocinio de campañas de ONG: consiste en colaborar como patrocinador en campañas, acciones, conferencias u otros eventos organizados por la ONG con la que colaboramos. El patrocinador tendrá visibilidad en la comunicación del evento y sus soportes informativos.
  • Publicidad conjunta: Las empresas pueden colaborar con las ONG también cediendo espacios publicitarios, haciendo campañas de publicidad conjunta, o subvencionando sus anuncios publicitario.

En términos generales, con el marketing solidario, las instituciones consiguen aportar valor a la sociedad para mejorarla pero obtienen un doble beneficio para la empresa. Por un lado, mejora la imagen de la compañía de cara al público, asociándola con la causa benéfica; por otro lado, atrae al público que se identifica con esa causa social. Es decir, se persigue un objetivo individual, ya que ayuda a la empresa, y social ya que se mejora un aspecto de la sociedad. Pero, ¿qué más beneficios tiene el marketing social para las empresas?

  • Beneficios fiscales (ver)  
  • Genera y añade valor tanto a la empresa como a la marca, ya que sale fuera de su actividad y se vincula con otros proyectos o causas
  • Mejora la imagen corporativa: Los usuarios perciben una implicación y preocupación por parte de la empresa por parte de la empresa con los problemas de la sociedad, lo que hace mejorar la consideración que se tiene de ella. No debemos olvidar que una empresa que se implica en con una causa o una ONG está con ello expresando un compromiso. Y los consumidores valoramos muy positivamente ese compromiso, con lo que mejora a opinión y predisposición del público conocer la marca y sus productos
  • Captar y fidelizar clientes que son afines a esas causas.
  • En los últimos años, cada vez más empresas son conscientes de la importancia del marketing solidario y, por ello, realizan campañas solidarias y adquieren compromisos sociales. Sin embargo, es importante que las empresas sean coherentes también con la realización de sus actividades. Por ejemplo,  no tendrá sentido luchar contra la pobreza y la explotación laboral mientras se tienen fábricas en países del tercer mundo donde las personas trabajan en condiciones precarias. 

Podríamos resumir pues, que ser solidario es bueno por partida doble y lo que la empresa aporta, le es devuelto con creces en reputación, consideración, imagen, incluso nuevos clientes….   así pues, en la medida de lo posible, sería bueno para cada empresa apoyar algún proyecto o causa, si todos colaboramos y apoyamos entre nosotros, todos ganamos. 

Pilar Gómez

PGF Marketing

Diplomada en Ciencias Económicas y Empresariales.

Espec.Univ. Marketing Digital y Comunicación 2.0