Las Pymes y el Marketing Digital

Toda empresa cualquiera que sea su tamaño, tanto pequeños negocios, Pymes o grandes empresas, para poder sobrevivir hoy día necesitan una estrategia de marketing.   Es decir, deberían planificar cómo se van a dar a conocer y qué medios van a utilizar para promover y comercializar su producto o servicio y captar a sus clientes. Podemos diferenciar dos grandes tipologías de marketing: el marketing tradicional y el digital.

Las dos tienen un mismo fin, la venta y promoción de un determinado producto o servicio, pero utilizan diferentes medios y estrategias para conseguirlo. Mientras que el marketing tradicional utiliza métodos más clásicos para promocionar el artículo de venta, como  el trato personal cara a cara o anuncios a través de prensa, radio o televisión, el marketing digital se sirve de Internet para darse a conocer.

Ambos tienen sus ventajas e inconvenientes. Decantarse por uno u otro dependerá del público al que vaya dirigido el producto y de los objetivos planteados.

Elegiremos nuestra estrategia en función de nuestros clientes (público objetivo) A través del marketing digital podemos llegar a un mayor número de clientes potenciales, pues no existen barreras geográficas.

No obstante, deberíamos tener en cuenta que no todo el mundo utiliza las nuevas tecnologías.  Aún existe un sector de la población, especialmente de edad madura, que no utiliza los medio digitales. Tan sólo el 35,8% de los usuarios de +65 años utilizaron internet el año 2017. (Statista.com) Si nuestro producto y servicio se dirige especialmente a este sector, nos resultará más rentable utilizar estrategias propias del marketing tradicional.

Todo y así, exceptuando algunos sectores, el marketing digital es la mejor opción tanto para Pymes como para los pequeños negocios, y son varias las razones. Una de las mayores ventajas del marketing digital es que no supone un gasto de grandes sumas de dinero en publicidad y nos permite definir perfectamente el público al que nos dirigimos gracias a la segmentación. Otra de las grandes ventajas y no menos importante del marketing digital es que nos permite una retroalimentación, un feedback al momento con nuestros clientes y potenciales clientes. Nos ayuda a conocer la opinión de los consumidores, descubrir lo que piensan o  cómo cren que se podría mejorar el producto. Este tipo de marketing permite una relación bidireccional en la que se intercambia información, frente a la relación unidireccional propia del marketing tradicional.

Todavía en nuestro país, la digitalización completa de las empresas tiene un largo camino que recorrer. El 77,5% de las empresas tenían conexión a Internet y página web en 2016, y tan sólo el 42,9% utilizaron los medios sociales para consolidar el lanzamiento y/o promoción de sus productos (impyme.org)

Hoy en día estas cifras han ido aumentando, pero todavía hay un número importante de empresas (sobretodo Pymes y pequeños negocios) sin presencia en Internet ni en Redes Sociales. Es un reto pendiente de estas empresas que va cambiando a la vez que la concienciación de la importancia de Internet y las redes sociales tienen en el mundo actual y el aprovechamiento de las herramientas que éste nos ofrece para nuestra empresa.

Pilar Gómez

Dipl. Ciencias Económicas y Empresariales.

Espec.Univers. Marketing Digital y Comunicación 2.0