Cómo definir bien nuestro público objetivo.

Uno de los mayores retos de la empresa a la hora de elaborar el plan de marketing es el de definir el público. Aunque pueda parecer sencillo saber a qué tipo de público queremos dirigirnos, nuestro objetivo debe ser identificar dentro de ese público a nuestros clientes potenciales, es decir aquellas personas a las que nuestro producto o servicio les puede interesar y puede llegar a realizarse potencialmente la venta o prestación de servicios.

Necesitamos pues identificar sus “necesidades” y diseñar una estrategia de marketing que les resulte interesante y nos permita atraer su atención

Para profundizar en nuestra audiencia y obtener información de valor, debemos previamente segmentarla precisando aspectos sociales como la edad o el género y aspectos demográficos como el lugar de residencia. Sin embargo, nuestro verdadero interés se centra en definir la personalidad o perfil de usuario en la red, conocer su conducta en las redes sociales y su comportamiento cuando deciden comprar. Con la información obtenida podemos crear un perfil de audiencia o “buyer persona”.

Una vez hemos definido a nuestros clientes potenciales, llega el momento de realizar un Análisis DAFO (fortalezas y debilidades) de la empresa.

El objetivo del análisis DAFO es determinar las ventajas competitivas de la empresa bajo análisis y la Estrategia genérica a emplear por la misma que más le convenga en función de sus características propias y de las del mercado en que se mueve.
Después  tenemos que trabajar y potenciar la imagen de nuestra marca para generar confianza.- Posicionamiento  Podemos hacerlos a través de nuestros mensajes comerciales o con una estrategia de marketing de contenidos que ayude a posicionar a nuestra empresa. 

Para un correcto posicionamiento, la empresa tiene que responder a algunas preguntas importantes;

¿En qué red social vamos a tener presencia?

Enfócate en las redes sociales donde vayas a crear contenido y sobre todo, donde se encuentra tu audiencia. No necesitas tener una cuenta para cada red social que exista. ¡Evita tener los perfiles abandonados!

¿Qué tipo de contenido vamos publicar y quién lo creará?

El contenido es el pilar fundamental tal y como comentaba en una entrada anterior. Podemos publicar imágenes, vídeos, post cortitos en redes sociales, artículos del blog, infografías…  Referente a quién debe crearlo, si somos emprendedores y gestionamos nuestras propias redes sociales, estaría bien que nos formáramos en creación de contenidos, y gestión de redes sociales. Si como emprendedores no podemos dedicarle el tiempo y la atención que merecen nuestras redes sociales y web o blog, lo mejor en estos casos es que contemos con un community manager para realizar este trabajo.

¿Tiene nuestra empresa un calendario de publicaciones?

Establece la frecuencia y el contenido de tus publicaciones: el día, la hora, el objetivo, el formato, el presupuesto, etc. Al principio puede parecerte complicado, pero con la constancia será más accesible. Puedes dejar algunas publicaciones programadas y luego ver la interacción. Es importante analizar tus post y conocer lo que funciona para tu negocio.

 ¿Cómo vamos promocionar el contenido?

Necesitas crear un plan de redes sociales para promocionar tus posts. Es indispensable segmentar a tu público según rango de edad, datos demográficos, intereses, etc. Esto te ayudará a que tus publicaciones sean dirigidas a tus potenciales clientes.

Por último y no menos importante es la Medición y optimización: Ensayo y error. La medición es una parte muy importante porque nos va a permitir conocer si estamos tomando las decisiones correctas. Además, nos permitirá potenciar y reforzar aquellas acciones que mejor estén funcionando y modificar o cancelar aquellas cuyo rendimiento no cumpla nuestras expectativas. También vamos a poder calcular el retorno de la inversión (ROI) y saber si estamos cumpliendo con las expectativas. Existen muchas herramientas que nos pueden ayudar en esta tarea, como Google Analytics, y otras, además de las estadísticas que nos ofrecen las diferentes redes sociales.

Todos estos factores ayudarán a que la empresa vaya conectando de con su audiencia, cada vez de forma mas significativa y con un mayor conocimiento del mercado y de sus potenciales clientes.