análisis de resultados

Análisis de resultados de nuestra estrategia online

Cuando llevamos a cabo una estrategia de marketing online debemos saber si esta campaña nos está dando resultados, o si éstos son positivos para nuestra marca, producto o servicio, o por lo contrario son negativos y nos está perjudicando.

Es necesario que conozcamos qué contenidos, productos o servicios prefieren nuestros clientes potenciales; qué otros sitios web nos están generando más visitas; qué palabras clave utilizan nuestros visitantes para llegar a nuestra web (y cuáles nos gustaría que utilizaran pero no lo hacen); detectar por dónde entra y por dónde sale la visita…, es decir, qué hacen en nuestra web, compararlo con qué queremos que hagan y determinar los pasos a seguir para alcanzar nuestros objetivos. 

Para mejorar el rendimiento de nuestra empresa hay que dedicar tiempo al análisis y medición del comportamiento de los usuarios en las redes sociales, de los resultados de la estrategia SEO o SEM, o cualquier medida que emprendemos dentro de la campaña.

Cuando hablamos de analítica web y medición de resultados nos referimos a los KPI (Indicador Clave de Rendimiento o Key Performance Indicators por sus siglas en inglés).  Pueden existir decenas, cientos o hasta miles de métricas que poder aplicar en un estudio de rendimiento. El límite está en nuestra imaginación. Pero, desde luego, no todas serán pertinentes. De hecho, probablemente lo serán sólo unas pocas, y diferentes en cada caso concreto. Vamos a ver las características que tienen que tener estas métricas para poder identificar las que nos son “buenas”:

1-Sencilla: Normalmente, una buena métrica suele ser sencilla. Las métricas deben servir para poder tomar decisiones, y las personas que las toman, normalmente no son técnicos y necesitan métricas comprensibles.

2-Pertinente: Aquí la cuestión es: ¿la métrica es aplicable al negocio?

3-Oportuna:  Las métricas tienen que ser oportunas, ofreciendo la información cuando se necesita, a tiempo de poder tomar las mejore decisiones.

Qué podemos medir según nuestra campaña de marketing digital

  • Posicionamiento web: el tráfico que proviene de buscadores, es decir, si la estrategia SEO está funcionando. Podemos medir el porcentaje de visitas que provienen de este medio y además si se ha comprado, suscrito, etc.
  • Redes sociales: en social media se pueden medir varios aspectos como el crecimiento de los seguidores o fans; cuántos clics se hacen a nuestros enlaces, esto nos ayudará a saber si lo que publicamos es relevante, y también la cantidad de publicaciones compartidas ya que ello nos puede incrementar el número de seguidores; medir cuánto publicamos para generar una estadística.
  • Email Marketing: con una campaña por correo electrónico podemos medir la tasa de entrega, es decir, la cantidad de emails que llegaron a la bandeja de entrada del cliente; también podemos medir cuántos correos se abren; una vez han abierto el email podemos analizar los clics que se han hecho a través de ese mensaje, incluso cuantas ventas, suscripciones, etc. se han generado, eso nos indicará el nivel de interés
  • Contenidos: se puede analizar qué contenido genera mayor interés de nuestras publicaciones por ejemplo del blog. Además podemos saber de dónde provienen las visitas y así adecuarnos mejor al target. El tiempo que pasa un usuario en nuestra web, los comentarios que se hacen o el número de veces que se ha compartido, nos ayudará a saber si nuestro contenido es de calidad e interesante.

Hoy en día, debido al auge de Internet y el marketing online, existen multitud de herramientas que nos ayudan a medir los resultados de nuestra web, blog, redes sociales, etc. En definitiva, es necesario un análisis de resultados una vez hemos lanzado una estrategia de marketing online y poder ver el nivel de retorno de la inversión (ROI)

Aspectos a tener en cuenta a la hora de analizar los resultados

  • Definir los objetivos de las analíticas: se trata de definir los objetivos que se quieren medir, número de visitas del sitio web, de donde provienen estas visitas, el comportamiento de los usuarios, preferencias que tienen, etc, es posible medir prácticamente todo con las herramientas con las que contamos.
  • Saber qué y cuándo medimos: no es lo mismo una campaña navideña que una campaña en un mes normal, y no es lo mismo medir la campaña de un producto que de otro. Por lo tanto se necesita definir bien qué se está analizando para saber si los resultados son idóneos según qué y cuándo se promociona.
  • Separar la calidad de la cantidad: no siempre cantidad significa calidad, por ejemplo, por muchas visitas que tengamos en una web si no compran, se suscriben o interactúan según sea nuestro objetivo, seguramente no se está cumpliendo la meta de la campaña.
  • Extracción de conclusiones y mejoras: es positivo extraer las conclusiones del análisis para así ver en qué aspectos podemos mejorar.

Tan importante es el tener una buena estrategia como analizar sus resultados, y si los resultados no cumplen los objetivos marcados, ¡a cambiar de estrategia! Una batalla perdida no significa perder una guerra…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *