Algunos datos sobre las redes sociales en 2018.

En un mundo cada vez más global e interconectado, se hace difícil no pensar en las redes sociales como una de las formas de comunicación que han emergido con fuerza  y cada año se van consolidando. Según el estudio IAB sobre redes sociales , un 85% de los internautas de entre 16 y 65 años utilizan las redes sociales, lo que en números viene a ser 25.5 millones de usuarios (en España) De los cuales un 51% son mujeres y un 49% hombres, la edad media son 38,4 años.

¿Y para qué usamos las redes sociales?  

  • 66% las usan para chatear y enviar mensajes (públicos o privados) a nuestros contactos.
  • 56% las usan para ver vídeos y música
  • 44% las usan para ver que hacen nuestros contactos.
  • El 33% las usan para  adquirir conocimientos (cocina, maquillaje, trucos que nos facilitan la vida…)
  • Seguir cuentas, comentar la actualidad, fines profesionales o de estudios, participar en concursos, seguir a influencers  y para seguir marcas!

El estudio IAB también arroja un dato muy revelador para las empresas:  Un 81% de los usuarios declara ser fan o seguir a marcas en redes sociales.  O sea, 8 de cada 10 usuarios siguen a marcas a través de las redes, y de éstos un 39% declara hacerlo con intensidad.

En el nuevo mundo 2.0 las formas de comunicarnos han cambiado.  

Los cambios en los paradigmas de comunicación son ya bien evidentes para todos, y a no sólo en referencia a nivel de comunicación entre personas , sino también  han tenido un impacto directo en las empresas tanto interna como externamente, hablamos pues de la comunicación corporativa, que tiene un papel estratégico que desempeñar para la empresa y los objetivos de ésta. 

Las redes sociales se han convertido en una herramienta de comunicación e información para las empresas. Twitter, blogs,  y otras herramientas 2.0 han modificando los modos de comunicación corporativa no sólo externa, sino también internamente. 

La mayoría de las conversaciones se originan en las redes sociales, y es allí donde las empresas tienen que estar presentes y atentas a lo que sucede a su alrededor, y estar presente no significa sólo  tener una página de Facebook o un perfil de empresa de empresa en Twitter o Instagram.. No,  las redes sociales requieren un especial cuidado en cuanto a marcas se refiere.

Y con todos estos datos ¿Cómo una empresa puede permitirse no estar en redes sociales? 

O, incluso peor que no estar, ¿Cómo una empresa puede permitirse no gestionar bien  las redes sociales?

En todos los  casos, lo mejor siempre es ponerse en manos de expertos que ayudarán integrando un plan de social media y una buena gestión de las redes sociales.

Pilar Gómez

Pgf Marketing

Diplomada en Ciencias Económicas y Empresariales.

Especialista Universitaria en Marketing Digital y Comunicación 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *